Reparar aire acondicionado Madrid
Reparar aire acondicionado Madrid
Reparacion aires acondicionados Madrid
Reparacion aires acondicionados Madrid

Piezas del aire acondicionado

¿Alguna vez se ha planteado cómo funciona un aparato de aire acondicionado, o cuáles son las piezas que permiten desarrollar el mecanismo  realmente involucrado en la producción del aire frío que nos salva de los veranos más calurosos?

 

Aquí le ofrecemos una simple explicación sobre el principio del funcionamiento de un aire acondicionado. No importa qué tipo de aparato o sistema tenga usted en su casa: de tipo ventana, tipo Split, portátil o de conductos, el principio básico es el mismo para el funcionamiento de todos ellos. Los equipos de tipo inversión trabajan también del mismo modo, con unas pequeñas modificaciones al diseño primitivo, pero siguiendo el mismo principio y las leyes básicas de la termodinámica.

Piezas y funcionamiento del aire acondicionado

 

Cada aparato de aire acondicionado es un refrigerador de aire, basado principalmente en el trabajo de un compresor (situado en la unidad externa, en la calle), que trabaja para comprimir el gas refrigerante que contiene en su interior. La compresión de este gas o sustancia refrigerante hace que pase de un estado gaseoso a uno líquido, con el consiguiente aumento de su temperatura. Para disipar este calor generado en el proceso, la sustancia refrigerante comprimida (ahora, un líquido) es bombeada a los serpentines del condensador, donde un ventilador expulsa el calor a la atmósfera exterior con la que está en contacto. Estos serpentines son un conducto de tuberías que ofrecen una gran superficie de contacto entre la sustancia caliente que circula por ellos y el aire exterior que las rodea, permitiendo su enfriamiento, lo que es una simple cesión de calor o energía térmica.

 

Durante este proceso, el refrigerante sigue estando en fase líquida pero ha descendido notoriamente su temperatura. Este líquido refrigerante es bombeado hacia la válvula de expansión, que está situada al final del serpentín. La válvula de expansión tiene un sensor de temperatura conectado a él que trabaja en correlación con la configuración del termostato. Esta válvula de expansión libera la cantidad apropiada de refrigerante al evaporador, donde el refrigerante licuado toma forma gaseosa. La válvula de expansión deja pasar cierta cantidad de líquido según la temperatura de enfriamiento deseada. El volumen aumenta durante esta expansión, pasando la sustancia refrigerante nuevamente a estado gaseoso, y la temperatura desciende porque la cede al ambiente. Este gas frío circula por unas bobinas hasta que vuelve al condensador, ya caliente, para volver a comenzar el ciclo.

 

Una vez que tenemos un sistema que es capaz de producir frío, en este caso utilizando la energía eléctrica para comprimir y expandir una sustancia con un coeficiente adiabático adecuado, sólo queda transmitir este frío al interior del hogar o la habitación donde esté instalada la unidad interior del aire acondicionado. Y esto se consigue gracias a una bomba de aire con la que cuenta la unidad interior o Split. La bomba toma el aire caliente de la habitación y lo hace recircular pasando por el Split, y en su camino hacia entra en contacto con las bobinas que transportan el gas frío que sale del evaporador en dirección al Split. En este intercambio de calor, el aire caliente cede su energía térmica al gas refrigerante y se enfría. Por ello es por lo que se caliente el gas caliente que salió del evaporador. El ciclo continúa comprimiendo, enfriando, evaporando y calentando la sustancia refrigerante siempre que el condensador esté trabajando.

 

El resumen de cómo funciona el aire acondicionado podría sintetizarse como que el aparato toma el aire caliente de la habitación mediante una bomba, le extrae el calor usando una sustancia refrigerante que se encuentra en su circuito interior, y expulsa el aire frío nuevamente a la habitación. Normalmente se cuenta con un filtro que recoge polvo y microorganismos del aire, con la opción también de aumentar o disminuir la humedad.

 

Recambios de aire acondicionado en Madrid

 

 

Sistemas de inversión

 

Estos aparatos de aire acondicionado utilizan un inversor para controlar la velocidad de funcionamiento del compresor. La corriente eléctrica es primero rectificada a DC (corriente continua) y luego se invierte a la frecuencia deseada convirtiéndola en AC (corriente alterna), mediante la modulación de la amplitud de onda. Así la velocidad del compresor puede aumentar y disminuir según la temperatura ambiente, que es detectada mediante un sensor de temperatura, regulando la corriente que se deja pasar al compresor. Estos aparatos son extremadamente eficientes y consumen aproximadamente un 30 ó 50 por ciento menos de electricidad que los aparatos tradicionales. Por ejemplo, si un aparato tradicional consume alrededor de 1600 vatios de electricidad de forma continua, uno con sistema de inversión consume en torno a 800-1100 vatios, dependiendo de la temperatura de la habitación. Estos aires acondicionados suelen ser más caros debido a la tecnología adicional que se incorpora dentro de ellos para su funcionamiento, pero el gasto se recupera de manera asegurada en las  facturas de la electricidad. Puede verse como una forma de inversión para ahorrar electricidad y dinero. Pero también tiene otros beneficios, como ofrecer un funcionamiento silencioso, logar un enfriamiento más rápido, evitar las molestas fluctuaciones de temperatura, y también evitar los picos de tensión, gracias a su capacidad de modulación de la corriente eléctrica.

 

 

Repuestos de aire acondicionado Madrid

 

 

Aire acondcionado como calefacción

 

Cuando el aparato de aire acondicionado es utilizado como un sistema de calefacción, la diferencia es que se vierte el proceso explicado anteriormente: existe una válvula de desviación, que traslada la sustancia refrigerante directamente al Split, en el momento en el que se encuentra caliente. La unidad interior del aparato o Siplit, cuenta con una bomba que hace recircular el aire de la habitación pasando en contacto con unas bobinas que alojan la sustancia refrigerante, calentándose en el proceso. El refrigerante viaja a la unidad exterior donde se encuentra el compresor y vuelve a comprimirse y calentarse, repitiendo así el ciclo.

 

Si lo que está buscando es un servicio técnico de aire acondicionado en Madrid porque necesita una reparación para su electrodoméstico, puede llamarnos al 916125272, le ofreceremos atención inmediata por parte de uno de nuestros técnicos para que pueda recuperar en seguida la funcionalidad de su electrodoméstico.

Nuestros técnicos trabajan de lunes a domingo y en un amplio rango horario, por lo que buscaremos el momento idóneo para que no afecte a su comodidad. Cubrimos la mayoría de los festivos el año, sin cobrar el desplazamiento ni gastos añadidos en concepto de urgencia. Anímese a llamarnos y tendrá un técnico para la reparación de su aparato en cualquier punto de la provincia de Madrid. Puede encontrarnos también en reparacion de calderas Madrid

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todas las imágenes y textos publicados en este sitio web están bajo la protección de las leyes de copyright, siendo propiedad de sus titulares y quedando prohibida su reproducción total o parcial.