piezas aire acondicionado madrid
piezas aire acondicionado madrid
Reparacion aires acondicionados Madrid
Reparacion aires acondicionados Madrid

Historia del aire acondicionado

La historia del aparato de aire acondicionado tiene un comienzo relacionado con la necesidad del hombre moderno de conservar sus alimentos mediante el uso de la refrigeración, ya que los alimentos que se mantienen a temperatura ambiente se echan a perder fácilmente debido al crecimiento de las bacterias, cuya proliferación se reduce drásticamente a temperaturas inferiores a los 4 grados centígrados.

 

Este fue el punto de partida para una carrera tecnológica que ya no tendría final, y que ofrecería una innovación exponencial: aparatos de aire acondicionado, frigoríficos, cámaras frigoríficas, procesos de fabricación y control de humedad…

 

El temprano descubrimiento (a principios de 1800) de los principios de refrigeración se dio gracias a la experimentación con amoníaco: se observó que si este gas se licúa, y posteriormente se permite evaporar (volviendo a un estado gaseoso), el resultado final es un gas que está a una temperatura considerablemente menor que el gas que se licuó al principio. Esto es gracias a una propiedad de las sustancias, el coeficiente adiabático, cuyo estudio permite averiguar qué sustancias son las más adecuadas para los procesos de enfriamiento: aquí comenzó la expresión de las sustancias refrigerantes. Cuando le hablen del gas que tiene su aire acondicionado, se estarán refiriendo a esta sustancia refrigerante.

 

Gracias a este principio basado en la termodinámica, en el año 1820 se creó por primera vez una muestra de hielo artificial, o al menos es el primer registro histórico de este hito. Tras la década del veinte, se masificó el estudio de las sustancias refrigerantes y comenzó una carrera por ver quién podría conseguir una máquina que, además de ser eficiente en la refrigeración, fuera de un tamaño asequible para tenerla en una casa. John Gorrie, un médico, en 1842 dio el primer paso de gigante en esta tarea, experimentando en la creación de hielo con los primeros modelos de compresores eléctricos.

Historia aire acondicionado

 

Una vez que se trazó la línea de investigación y desarrollo industrial para la misión de conseguir refrigerar y conservar durante más tiempo los alimentos, el esfuerzo se centró en la tarea de conseguir atmósferas frías para ciertos procesos industriales. El primer aparato de aire acondicionado eléctrico fue inventado por Willis Haviland Carrier, en el año 1902, siendo considerado el padre de los aires acondicionados modernos. Su objetivo era producir un aire frío para poder bajar la temperatura de una planta de impresión sobre papel, ya que los procesos se hacían más eficientes con ello: se necesitaba menos cantidad de papel para imprimir el mismo número de caracteres y también la tinta se mantenía mejor alineada. Por tanto, el aparato de aire acondicionado que tenemos en nuestro hogar no fue ideado originalmente para nuestro confort, ni se pensó para combatir la temperatura de los veranos más calurosos, fue un desarrollo para su aplicación en la industria.

 

Aquí se fundó la empresa americana Carrier, de producción de electrodomésticos y máquinas industriales. Fue pionera en ofrecer máquinas rentables que satisfacían las exigentes demandas de las industrias crecientes. A día de hoy, la Carrier Corporation es el mayor fabricante de aparatos de aire acondicionado del mundo. Pero no todo eran ventajas, existían serios contrapuntos frente a estas máquinas, como el uso de un refrigerante peligroso para el hombre en caso de fugas (el amoníaco), el tamaño de estas máquinas y también su coste de compra y consumo energético.

 

Dos décadas más tarde, el descubrimiento del freón, en 1928 por Thomas Midgley junior, trajo al mercado una sustancia refrigerante más seguro para los seres humanos en comparación con las tóxicas o inflamables que se usaban en aquel entonces, como propano, amoníaco y cloruro de metilo. El freón permitió el salto de los aires acondicionados a los hogares y pequeños comercios, no estando ya limitado exclusivamente a las grandes fábricas e industriales. Desafortunadamente, como ya se sabe bien, el uso de refrigerantes CFC y HCFC (clorofluorocarbonos e hidroclorofluorocarbonos) está directamente relacionado con el deterioro causado en la capa de ozono de nuestra atmósfera, fenómeno que permite que los rayos solares lleguen a nosotros de una forma menos disipada y potencialmente dañina. El siguiente desafío fue el desarrollo de nuevos refrigerantes amigables con la capa de ozono, como lo son los refrigerantes R-11, R-22 ó R-410a.

Historia del aire acondicionado

 

1820 primer hielo creado artificialmente en experimentaciones.

1824 Michael Faraday descubrió los principios para el tipo de absorción calorífica de refrigeración.

1834 Jacob Perkins inventó la primera máquina de fabricación de hielo artificial, que más tarde conduciría hasta nuestros sistemas modernos.

1902 Willis Haviland Carrier inventó el primer aparato de aire acondicionado para controlar la temperatura y la humedad de una compañía de impresión. Esto marcó el primer esfuerzo de para controlar la temperatura del ambiente. Es verdaderamente el comienzo de la historia del aire acondicionado, aunque aún no se llamara así a la máquina.

1906 Stuart W. Cramer popularizó el término por el que llamamos actualmente al electrodoméstico.

1913 Se llevó a cabo la primera exposición internacional de la refrigeración, en Chicago.

1928 Llegó el descubrimiento del refrigerante de freón, por Thomas Midgley, Jr.

1930 El aire acondicionado llega a La casa blanca.

1946 La demanda del aparato comenzó a aumentar de forma masiva, con más de 30.000 unidades producidas a lo largo de este año. La venta de modelos domésticos superó el millón de unidades en 1953. Este es otro hito clave en la historia del aire acondicionado.

1957 Llega al mercado el primer compresor rotatorio, permitiendo la fabricación unidades de aire acondicionado más pequeños y más eficientes.

1977 Las bombas de calor fueron implantadas en algunos modelos pioneros, permitiendo además de la refrigeración la calefacción de ciclo, usando la misma máquina que puede utilizarse para proporcionar refrigeración en verano y calefacción durante el invierno.

1987 Se firmó el protocolo de Montreal (Canadá), para proteger la capa de ozono. El protocolo establece la cooperación internacional en el cuidado de la capa de ozono, limitando las sustancias refrigerantes usadas, incluyendo los refrigerantes de tipo clorofluorocarbonos (CFC).

1990 Sistemas novedosos de control de microprocesador se utilizan en todas las áreas de refrigeración y de aire acondicionado, debido a la nueva tecnología de semiconductores disponibles.

1995 La fabricación de CFC’s en los Estados Unidos termina el 31 de diciembre.

1997 El protocolo de Kyoto surge para proteger el clima, mediante la reducción de gases de efecto invernadero que se cree que está causando el cambio climático.

1998 Los acondicionadores de aire unitarios y las bombas de calor establecieron un récord de ventas, de más de 6 millones de unidades durante un solo año.

 

 

Si lo que está buscando es un servicio técnico para reparar su aire acondicionado, puede contar con nuestro servicio de atención técnica en Madrid, llamando al 916125277. Nuestros técnicos trabajan todos los días de la semana y no cobramos desplazamiento. También puede encontrarnos en reparación vitroceramica Madrid

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Todas las imágenes y textos publicados en este sitio web están bajo la protección de las leyes de copyright, siendo propiedad de sus titulares y quedando prohibida su reproducción total o parcial.